Items filtered by date: Sunday, 11 November 2018

Entrevista con Diego Mayor Coordinador KinoSoria

KINO RUEDA SORIA, Cine ‘on the road’

El proyecto Kino se asienta en Soria en esta cuarta edición con el objetivo de fomentar la producción cinematográfica con la participación de profesionales y amateurs del cine de todos los rincones del planeta, a través del trabajo colaborativo. Hablamos con Diego Mayor.

 

¿Cómo explicaría a los profanos en qué consiste proyecto Kino?
Kino es una filosofía, una forma de trabajar, un entrenamiento de agilidad mental para resolver y sacar adelante un proyecto audiovisual completo en el que se involucra a mucha gente y se colabora para que el resultado final sea lo mas profesional dentro de la carencia de tiempo que siempre existe, pues el proyecto en este caso se ha de desarrollar completamente en cinco días.

Cine de guerrillas suena un poco bélico, ¿qué se quiere decir exactamente con esa expresión que siempre se aplica a Kino?
Cine de guerrilla se refiere a un estilo de grabación en la que vas contra reloj, que todo lo que hagas tiene que estar muy estructurado para perder el mínimo tiempo posible y poder cumplir con todos los pasos y procesos. No es lo más adecuado pero cuando el presupuesto es muy ajustado muchas veces toca exprimir también los tiempos en la vida real. 

¿Cuántas personas formarán parte este año del proyecto? ¿También se cuenta con gente de Soria?
Este año hay 31 personas apuntadas de las que 12 vienen de fuera de la provincia y 19 personas tienen la residencia en Soria. Todos los años viene gente muy interesante a crear sus proyectos a este Kino y es una experiencia muy recomendable para la gente local que le guste el cine y haga algún pinito para darse cuenta de lo complicado que puede resultar sacar un proyecto de estas características o actuar delante de una cámara. 

¿Qué papel cree que juega un proyecto como Kino dentro de un Certamen Internacional de Cortos?
Creo que es una actividad complementaria y que se desarrolla paralelamente en otro ámbito pero que aporta al festival el valor de producir sus propios cortos para moverlos posteriormente en otros festivales consiguiendo una difusión del festival y de las localizaciones que tenemos en Soria para grabar y desarrollar producciones de series o películas. Desde hace años se busca la creación en Soria de una Film Commission que atraiga a productoras a grabar en nuestra provincia y mediante Kino ponemos nuestro granito de arena mostrando la comodidad y la facilidad que existe en nuestra ciudad para desarrollar productos de este tipo.

Una novedad de esta edición es Kino Lab, un local desde el que poder trabajar. ¿Qué va a suponer contar con este lugar de creación?
Es fundamental para vivir la experiencia Kino tener un lugar en el que encontrarse, charlar, organizar, o simplemente respirar y desconectar del rodaje, y este año por fin lo tenemos en el centro y será uno de los avances mas grandes para poder unir y compartir con la gente un espacio del que espero salgan historias muy bonitas que muestren Soria al mundo.

¿Por qué cree que Kino funciona muy bien fuera de España y aquí no tanto?
Creo que la cultura en otros países tiene mucho más peso y ayudas por parte del gobierno para su desarrollo y para los propios artistas, que tienen muchas becas o subvenciones que les ayuda a subsistir en las temporadas en las que no tienen trabajo y permiten que se desarrollen mas actividades colaborativas como Kino en las que predomine la temática social.

¿Cuál es el objetivo que se ha planteado como coordinador para esta cuarta edición?
Mi objetivo es el de crear la base de un Kino profesional en el que los directores y los técnicos y participantes sean personas formadas, con inquietudes y ganas de crear y colaborar con todas las personas que participen. 

¿Cómo se va a colaborar con la treintena de jóvenes europeos de Erasmus Plus que están visitando Soria dentro de lo que se ha venido a llamar Filmtizen?
La idea es que las dos actividades se retroalimenten y puedan nutrirse una de la otra aprovechando los talleres o colaborando en crear material para promocionar las actividades desde los dos diferentes puntos de vista. 

Teniendo en cuenta las varias nacionalidades de los participantes en el proyecto, ¿cree que el cine es un lenguaje universal? 
Por supuesto, cuando hablamos de lenguaje visual entiendo que es universal y por cómo nos nutrimos hoy de imágenes creo que más que nunca, porque la imagen predomina por encima de la palabra con tanta red social y tantos productos diferentes que se han desarrollado con las nuevas tecnologías. La comunicación hoy en día ha evolucionado mucho y lo que quedará por ver.

Silvia Garrote

icono subir

Entrevista con Caye Casas

“Matar a Dios" (El Primer Paso)

Autor junto a Albert Pintó de los cortometrajes ‘Nada S.A.’ y ‘R.I.P.’ y el largometraje ‘Matar a Dios’ que podremos ver en el Certamen de Cortos de Soria, Caye Casas es uno de los autores más premiados de la actualidad. Si se atreve a matar al Altísimo, ¿no se va a atrever con nuestra entrevista?

 

La primera es obvia, ¿qué dos personas dejaría en La Tierra si un Dios malvado y todopoderoso lo exigiera?
Pues en esa respuesta soy muy egoísta, salvaría a mi mujer y a mi mismo… y si no tuviera mujer pues… a Scarlett Johansson y un servidor serían los únicos supervivientes.

Si matar a Dios es posible, ¿quién sería su sustituto?
Personalmente no creo en Dios por lo que es imposible matarlo, pero si se pudiera matarse el sustituto sería el Diablo supongo. 

¿Cuánto tendrían que pagarle para que no hiciera usted absolutamente nada?
No me gustaría estar sin hacer nada nunca, es una tortura. 

De hecho, ¿cuánto tiempo es capaz de permanecer sin hacer nada, aunque sea gratis?
Me encanta hacer el vago, pero eso no es no hacer nada, hago cosas, leo, juego a la play, veo pelis… haciendo el vago puedo estar horas, días, meses… no me aburro nunca.

Ya nos ha demostrado que se puede hacer una película independiente, sin ayudas ni televisiones, pero ¿nos da la fórmula para hacerla rentable a base de premios?
Hemos ganado bastantes premios, algunos económicos, pero para que sea rentable la clave son las ventas internacionales, una buena taquilla y la venta a una plataforma audiovisual.

¿Sabemos en España hacer comedia que no sea negra? ¿Nos dice eso algo de nuestro carácter?
La comedia negra es muy típica de España, curiosamente se hace poca, antes había más directores que elegían explicar sus historias con un tono de comedia negra, nosotros queremos seguir haciendo este tipo de comedias, es la marca de la casa. 

¿Qué elementos tendría una caricatura de la situación política de España hoy?
Sería una caricatura macabra, con personajes siniestros, cínicos, mentirosos y con un morro que se lo pisan, también habría personajes inútiles y por supuesto ladrones, en este país hay demasiado chorizo.

Álex de la Iglesia, Fesser, Berlanga, Buñuel, Caro & Jeunet, los Coen, Terry Gilliam… y Caye&Pintó ¿le suena bien?
Me suena a un sueño hecho realidad, sinceramente estamos lejos de compararnos a esas bestias pardas. 

Dígame el título imprescindible de cada uno de los autores que he citado anteriormente.
(por orden)… La comunidad, El milagro de P.Tinto, El verdugo, Delicatessen, Brazil… y Matar a Dios.

Ni la muerte, ni el hastío, ni Dios… ¿usted se toma algo en serio?
La muerte y el paso del tiempo, son dos temas que me los tomo tan en serio que no puedo evitar hacer comedia de ellos, me dan pánico y si no me río de esos temas me coge depresión.

¿Cuántos premios se tiene que llevar una película o un corto para que la industria haga caso a un director?
Ni idea, junto a Albert Pintó hemos ganado más de 150 premios entre nuestros dos cortos y la peli, y lamentablemente la industria de momento no nos está haciendo demasiado caso, toca seguir picando piedra pero en este país es mejor tener un buen enchufe o mucho dinero si se quiere llegar lejos. 

Si a los actores se les puede contratar por Facebook, ¿qué hacemos con las oficinas de empleo?
Lo que tendríamos que hacer es echar a patadas a todos los políticos de este país, poner a otros nuevos que no robaran tanto y arreglaran los problemas reales de este país, entonces quizás no necesitaríamos oficinas de empleo. 

¿Qué hace un director sin actores/actrices fetiche?
No lo sé, nosotros tenemos los nuestros, son actores/actrices que nos encantan, que trabajas bien con ellos y que haces amistad, entonces quieres tenerlos en todos tus proyectos, es normal. 

¿Es Itziar Castro la nueva Chus Lampreave?
Las dos son actrices como la copa de un pino, diferentes pero con un talento enorme, me hubiera encantado trabajar con Chus, lo intenté una vez para una serie que no salió, una pena.

¿Cuál es la mejor frase que ha escuchado en un funeral?
“A mí la verdad es que me caía fatal” (refiriéndose al muerto).

¿Qué haría si todo el mundo creyera que ha muerto?
Decirles que están equivocados supongo.

¿Es el mejor epitafio del mundo: ‘Otra cosa que tengo hecha’?
Es bueno, no sé si el mejor del mundo, mi epitafio sería… ‘¿tanto rollo para esto?’

Le doy un argumento: bloqueados en Soria por la nieve y encerrados en una fábrica de torreznos. ¿Le vale para un corto?
Me vale para un largo, en serio… me gusta, si hay algún productor que quiera hacer una peli en Soria yo soy su hombre.

Silvia Garrote

icono subir

Entrevista con Rubén Romero Pascual

“Hombre, naturaleza y muerte son los conceptos fundamentales de esta pieza”

Rubén Romero Pascual, junto con su hermano David, es el encargado de abrir esta XX edición del Certamen de Cortos con una obra titulada ‘Japón 5.7.5’ que trata de captar la esencia de la compleja música japonesa y su multitud de instrumentos musicales. Cree que el resultado sorprenderá al público. Al fin y al cabo, es de lo que se trata.

 

Es el encargado, junto a su hermano, de inaugurar esta XX edición del Certamen de Cortos, ¿está satisfecho con el resultado? ¿le ha pesado la responsabilidad?
Tanto David como yo, tenemos mucho respeto al escenario y a quienes se suben al mismo con esa actitud. Pero no le tenemos miedo. Para salvar esta gran distancia sólo hay dos ingredientes: trabajo y sinceridad con lo que uno hace. Respecto al Certamen, sólo podemos estar agradecidos por la confianza depositada en nosotros en las últimas ediciones: “Un Perro Andaluz: Música para un discurso cinematográfico no lineal”; en el 2016, “Altar de Muertos”, junto a la cantante Mara Row; en 2017 y este año “Japón 5·7·5”.

¿Cuáles han sido los conceptos de partida para la elaboración de esta pieza?
En Japón 5·7·5 los conceptos presentes son tres: hombre, naturaleza y muerte. El hombre, su propia existencia y creencias; la naturaleza y sus formas, geometrías y comportamiento, en ocasiones devastadora; la muerte, muerte por honor que dignifica la vida de los que continúan en este mundo. 

Precisión, matemática, poesía y música. ¿Cómo casan estos términos?
Siempre fueron de la mano en torno a las artes. Con referencia a ellos, la proporción, uso y el peso que se les da en cada obra es lo único que ha ido cambiando a lo largo de la historia y en diferentes geografías. Son una constante en cualquier cultura y en cualquier época. Tendemos a pensar que artísticamente algo es novedoso, cuando en muchas ocasiones simplemente estamos repitiendo fundamentos creativos del pasado que han caído en el olvido o que simplemente desconocemos. Por eso hay que investigar y aprender.

Desde el punto de vista técnico, ¿ha sido complicada elaborar esta pieza con el piano y el clarinete?
El problema de base ha sido que la cultura musical de Japón es una de las más antiguas que perduran hoy en día. Es muy difícil saber, filtrar y crear algo nuevo partiendo de la inmensidad musical vinculada a Japón y de la gran cantidad de instrumentos que emplean. No tratamos de reproducir tímbricamente estos instrumentos, pero si de captar la esencia de la música que se interpretaba con ellos. Así que, por momentos, el clarinete y el clarinete bajo, se enfrentan al particular sonido del shakuhachi, instrumento construido con bambú de proporciones exactas y recursos muy expresivos. El piano se transforma en un koto o, durante la narración de la “Batalla de Dan-no-Ura", en una biwa que interacciona con la voz de un músico ciego. También hay un momento para recrear el sonido del sho, un órgano de boca que constituye uno de los primeros instrumentos polifónicos de la historia de la humanidad, que anunciará la llegada de la noche mientras, paradójicamente, amanece.

¿Se puede musicar un haikú?
Un haikú ya es música…, música breve, exacta y que tras ser dicha, revela lo infinito empleando recursos muy precisos, concretos. Lo interesante del haikú es, entre otros parámetros que lo definen, su estructura de tres versos, de 5, 7 y 5 sílabas respectivamente. Ese es el ritmo de la música pensada para el último acto de “Japón 5·7·5”.

Japon 5·7·5

La cultura japonesa es bastante desconocida para nosotros, más allá de los estereotipos que todos tenemos en la mente. ¿Tiene algún referente?
Siempre me ha fascinado la interpretación de la esencia estética de otras culturas, la japonesa entre ellas, que los grandes creadores han plasmado en sus obras. El modo en que Claude Debussy emplea escalas y superposiciones sonoras evocando el lejano oriente, por no hablar de las secciones formales que articulan su pieza “La Mer”, basadas en los mismos principios matemáticos con los que Hokusai dibujó “La Gran Ola de Kanawa”; como Anton Webern sintetiza su música en torno a materiales sonoros y de duración y estructura similar al haikú; o las incursiones estéticas de Henry Cowell que traslada al piano sonoridades de Japón como si su música hubiese nacido a miles de kilómetros de su California natal, son una buena manera de apreciar la influencia de Japón en la tradición occidental.

Por otro lado, compositores japoneses como Toru Takemitsu, Joji Yuasao o Ryūichi Sakamoto han bebido de las fuentes de la música clásica occidental, empleando instrumentos como el piano o la propia orquesta sinfónica en sus creaciones. Algunas de ellas, han constituido la banda sonora de la mayoría del cine de Japón o con temática japonesa. Música que también tiene cabida en este proyecto.

Jo-ha-kyû, la importancia de los números impares, la belleza del desequilibrio… ¿cree que son conceptos fácilmente adaptables a la música, más allá de una estructura concreta? ¿y cree que serán comprensibles para el público?
La música es física y número; y se desarrolla en el tiempo, que es cuantificable y medible creando estructuras. Por ello, se podría afirmar que estos conceptos pasan a formar parte de la génesis musical. Jo-ha-kyû es un principio formal, más bien de carácter, que se aplica en el teatro noh y al que hemos intentado aproximarnos secuenciando los eventos sonoros en torno a una línea temporal de un modo muy concreto. El público,… no necesariamente necesita saber, pero sí sentir y estar dispuesto a ello, ser receptivo. Pero de lo que no cabe duda es de que, cuanto más se sabe sobre una materia y mayor es el conocimiento, la percepción y el disfrute cambian de una manera proporcional.

Últimamente le vemos en muchos proyectos sorianos, de diversa índole. ¿Algo se está moviendo en Soria a nivel cultural?
Se mueve, se mueve. Instituciones, asociaciones, organizaciones, festivales… pero detrás de todas estas acciones, hay personas con nombre y apellidos en generar oportunidades.

Silvia Garrote

icono subir

Entrevista con Juanjo Artero

"Los cortos son la plataforma para empezar en el cine"

Juanjo Artero, Caballo de Honor en el XX Certamen de Cortos Ciudad de Soria, comenzó con 14 años de la mano de Antonio Mercero y hoy es uno de los rostros imprescindibles de la ficción española. Compagina cine, televisión y teatro, aunque siempre ha apoyado el trabajo de los Cortometrajes y ha participado en muchos de ellos. Cree que son la plataforma ideal para empezar en el cine y una vía estupenda para que los actores puedan cambiar de registro. Enamorado de Soria y de su naturaleza, Artero recibe “con honor y con orgullo” el premio de un Certamen de Cortos “que siempre tendrá mi apoyo”.

 

¿Qué supone para usted recibir un Caballo de Honor de un Certamen de cortometrajes como el de Soria?
Me hace una ilusión tremenda, porque he participado en muchos cortos y siempre apoyaré al cortometraje. Es un orgullo y un honor, aunque pienso que quizá este premio lo merecerían otros más que yo, pero no voy a poner objeciones.

Ha protagonizado o participado en multitud de películas de cine, algunas de ellas tan conocidas como ‘No habrá paz para los malvados’; sin embargo, también le hemos podido ver en numerosos cortometrajes, algunos de escaso presupuesto. ¿Qué le seduce de un proyecto cinematográfico, en grande o pequeño formato?
La ilusión de quien te lo plantea, que me contagie ese entusiasmo. He formado parte de todo tipo de cortos, con y sin financiación, algunos de ellos de personas que después han saltado a primera línea, como Benito Zambrano. Me gustan especialmente los cortometrajes porque a veces nos plantean personajes muy distintos a los que solemos interpretar que nos hacen cambiar de registro.

¿Cómo cree que Internet está cambiando el panorama audiovisual? ¿Le asusta la nueva realidad como actor?
Me asusta un poco, pero como se suele decir, no es ni bueno ni malo, no tiene remedio. Es la nueva realidad, que tenemos que asumir y sumarnos a ella. Internet tiene muchos aspectos positivos para fomentar la cultura, bien usado, es una herramienta increíble. Sin embargo, también hay sectores a los que está perjudicando, como a la música, al cine. Cuando surgió la televisión también afectó a la radio, pero al final cada medio encuentra su sitio y conviven. Yo creo que es un gran cambio, y como tal, deja muertos por el camino, pero al final se llegará a un equilibrio.

Se mueve entre cine, teatro y televisión. ¿Le cuesta cambiar de registro? ¿Qué medio prefiere?
Un buen proyecto es lo que me motiva siempre, independientemente del medio. He hecho mucha televisión, me gustaría hacer más cine, pero lo cierto es que el teatro, ese momento encima del escenario con el público delante, las pausas, la risa, el llanto… es un momento mágico para mí. También añoro siempre lo que no estoy haciendo. Por ejemplo, cuando empecé hice mucho teatro en verso y estaba ya cansado. Ahora hace tiempo que no lo hago y lo echo de menos.

¿Qué papel cree que juegan ‘los cortos’ en  el panorama cultural actual? ¿Y a nivel de industria cinematográfica?
Creo que son muy importantes porque, aunque el sector audiovisual y la cultura en general necesitan más apoyo en este país, éste podría revertir, podría ser, y de hecho lo es, muy rentable para España. Hay series que se exportan a Rusia, Sudamérica, Italia, Francia… ‘El Barco’, por ejemplo, está teniendo mucha repercusión fuera de nuestras fronteras, y esto siempre supone una fuente de ingresos. Por otro lado, el cortometraje es una plataforma estupenda para todos los que empiezan en este mundo: directores, guionistas, cámaras, actores…

‘Descubierto’ por casualidad por Antonio Mercero para interpretar al carismático Javi de ‘Verano azul’… esta historia siempre se repite al hablar de su carrera, pero usted no reniega de sus orígenes, bien al contrario…
Malo el que reniega de sus orígenes. Yo estoy muy contento de los míos y cada vez valoro más la suerte que tuve de empezar en este mundo con 14 años de la mano de Antonio Mercero, porque me influyó a todos los niveles, no sólo en el mundo del cine, sino en la manera de ver la vida. Todo aquello forma parte de mí, estuvo y está aún en mi vida.

¿Cree que alguien que hoy quiera dedicarse al mundo de la interpretación lo tiene más difícil que hace unos años?
Creo que no. Ahora hay más plataformas para trabajar, más y mejores escuelas, más series, más teatro, más producciones de televisión y de cine, más oportunidades para trabajar, en definitiva. Aunque sigue siendo una profesión difícil, injusta a veces, en la que te puedes encontrar con un gran éxito y no volver a tenerlo, en la que la suerte también influye… Lo importante es poder mantenerse en el tiempo, y eso no es fácil. Pero es como en la vida misma. 

A pesar de su larga trayectoria, ¿qué le queda por hacer como actor? ¿Cuál sería su mayor reto?
Mi reto en la vida es tirar de mi familia, de mis hijos. Como actor, siempre tengo muchos sueños, incluso ahora tengo un gran proyecto que me gustaría sacar adelante con otras personas y del que no puedo hablar aún. Pero la ilusión es lo que me mueve y me lleva de un proyecto a otro.

Recientemente pudimos verlo en ‘Sororidad’, un corto sobre el propio término, la hermandad femenina. ¿Considera necesaria esta solidaridad entre mujeres para superar algunas situaciones que viven?

Totalmente y también una tolerancia cero por parte de toda la sociedad. Es increíble lo que han tenido y tienen que soportar las mujeres en su entorno. Es imprescindible reeducarnos en ese sentido, desde el vocabulario a todo lo demás. Me parece patético que por el hecho de ser mujer una tenga que soportar actitudes babosas de hombres que parecen no recordar que tienen madres, hermanas, compañeras, amigas que podrían pasar por lo mismo. Hay que tomar conciencia y tener moral. 

De Javi de ‘Verano Azul, Charly de ‘El Comisario’, Ricardo Montero, el capitán de ‘El Barco’, Víctor Reyes, de ‘Amar es para siempre’ o Emilio Bremón de ‘Servir y proteger’, sus cinco personajes más conocidos, ¿con cuál se queda y por qué?
No me puedo quedar con ninguno, de verdad, a todos les tengo mucho cariño. Bremón es el actual y el que me da de comer y es muy importante; a Charly lo adoro, porque estuve haciéndolo diez años y me enseñó muchísimo; a Javi lo miro hoy desde la ternura, y ya lo he perdonado, porque a veces he sido muy crítico con él, con su dicción… Víctor Reyes es el más honesto, ojalá yo fuera la mitad que él; y Ricardo, el Capitán, me permitió un cambio de registro, una persona muy experta en la mar, pero incapaz de transmitir sentimientos. Este último es un personaje muy querido y con una repercusión increíble en muchos países.

Para terminar, afirma que de no haber sido actor hubiera querido ser guarda forestal, le gusta la naturaleza, los platos tradicionales de cuchara y la chimenea de leña. ¿Nunca ha pensado vivir en Soria?
Me encantaría, la verdad, porque me gusta Soria y su Laguna Negra y las veces que he venido a hacer turismo rural. Pero con esta profesión es difícil, tendría que tener cerca un teatro para actuar…

Silvia Garrote

icono subir

Subscribe to this RSS feed