El Cortilleo

Entrevista con Jorge Perugorría

Jorge Perugorría durante la entrega del Caballo de Honor 2019. Fotografías Elena Gimeno Dones Jorge Perugorría durante la entrega del Caballo de Honor 2019. Fotografías Elena Gimeno Dones

Jorge Perugorría. Caballo de honor

“Un proyecto cultural puede transformar a una comunidad”

 
Es director, productor, pintor, escultor… pero sobre todo es un actor, un gran actor con un enorme registro y una interminable lista de películas y series a sus espaldas. Seguramente sea el rostro más conocido de los actores cubanos en España, desde su inolvidable papel en Fresa y Chocolate hasta la reciente serie policíaca de Movistar Plus, Cuatro Estaciones en la Habana. En un Certamen de cine dedicado a Cuba no podría faltar Jorge Perugorría, Pichi, un símbolo en plena actividad que recogerá con todo merecimiento el Caballo de Honor del festival soriano.

Jorge Perugorría es uno de los grandes nombres del cine cubano en el mundo. Aunque toca muchos palillos artísticos, se denomina básicamente actor y es esta faceta la que le ha reportado éxito y renombre internacional. Su filmografía, desde la famosa Fresa y Chocolate, se extiende por Cuba, España y otros muchos países, directores y proyectos diferentes. 

También la televisión y el teatro pueblan su biografía artística, y quizá una faceta más desconocida en España y que, a la postre, es el nexo que le ha unido al Certamen Internacional de Cortos de Soria: desde hace unos años es el director del Festival Internacional de Cine de Gibara, desde la muerte de su fundador y amigo Humberto Solá, nombre imprescindible de la cinematografía cubana. En esta cita, antes denominado Festival de Cine Pobre, confluyen todas las expresiones del arte: danza, teatro, artes plásticas, música… y cine, claro está. “Es un proyecto muy interesante, muy particular, porque durante una semana esta zona, especialmente desfavorecida, se convierte en eje de la cultura en Cuba. Es un ejemplo de cómo los proyectos culturales pueden transformar a una comunidad”. 

Javier Muñiz fue jurado en este festival y ahí se establecieron los lazos con el país cubano y con el propio Jorge. “Para mí es un honor muy grande estar en Soria, en una ciudad que también se ve transformada durante unos días por un certamen de cine y voy con el mismo compromiso e ilusión que si fuera a Cannes o a San Sebastián”. 

La conversación es todo lo fluida que permiten las conexiones de Internet entre Soria y La Habana. Jorge se refiere precisamente a las duras condiciones que vive Cuba en la actualidad y el cine en concreto: “Cuba atraviesa un momento muy difícil, con un bloqueo cada vez más férreo por parte de Estados Unidos. A la par hay un movimiento joven muy dinámico, con mucha fuerza y apoyado por el ICAIC (Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos) y por grandes directores, como Fernando Pérez (director de Insumisas, película que abrió el Certamen de Cortos de Soria)”. 

Esta precaria situación económica y esta corriente dinámica de jóvenes con ganas de hacer cine benefician precisamente a los cortometrajes “porque se necesita menos presupuesto para realizarlos y porque en Cuba hay espacios para mostrarlos. Hay trabajos maravillosos, muy potentes, con mucha fuerza”, señala el actor. 

También destaca la creciente incorporación de la mujer al mundo del cine en Cuba, que va adquiriendo un papel más protagonista, a la par que en la propia sociedad, aunque desde la revolución cubana también se produjo en el país un cambio del papel de la mujer. “Cada vez hay más directoras, pero también sonidistas, directoras de fotografía, cada vez es más común la presencia de la mujer en la industria del cine”. 

Cambiamos de asunto, y la conversación deriva hacia las plataformas digitales y su difícil relación con el cine, si bien suponen una nueva oportunidad para muchos actores y actrices. “En Cuba circula lo que llamamos ‘el paquete’ que es una especie de disco duro con series y películas, porque no hay acceso a plataformas digitales. Es la manera de acceder a todo lo que ustedes están viendo, pero creo que a la gente todavía les gusta el cine. Cada vez hay menos salas y las que hay están en muy malas condiciones, pero siempre va a haber un culto al cine, las plataformas no van a terminar con él”.

 

"Cada vez hay más directoras, pero también sonidistas, directoras de fotografía, cada vez es más común la presencia de la mujer en la industria del cine”

Fresa y chocolate

Jorge Perugorría junto a Vladimir Cruz en "Fresa y chocolate"

 

Artista multidisciplinar, comprometido con la cultura y con el cine

Perugorría está embarcado en la segunda parte de la serie Cuatro estaciones en La Habana, sobre los relatos detectivescos de Leonardo Padura (para Netflix) y otros muchos proyectos, como el que ha compartido junto a su hijo y bajo la dirección del joven cineasta cubano Carlos Lechuga: Un samurái no muere así. Además, planea escribir una obra en relación a los 500 años de La Habana. Artista multidisciplinar, comprometido con la cultura y con el cine, es un lujo para nuestro certamen contar con este gran actor, de la gran, de la pequeña y de todas las pantallas.

 

Silvia Garrote

icono subir

Contactos Link