El Cortilleo

Entrevista con Lidia Mosquera

Lidia Mosquera, Jurado Oficial del Festival 2019 Lidia Mosquera, Jurado Oficial del Festival 2019

Conociendo a nuestro Jurado

"Hablar de cortos, largos o series no tiene sentido. Obedecían a duraciones industriales que ya no existen"


ENTREVISTA CON LIDIA MOSQUERA

 
Lidia Mosquera es un nombre imprescindible en el mundo del audiovisual, ya que ha desarrollado su carrera en televisión, internet, cine y radio y ha trabajado en la planificación y ejecución de la promoción de más de 20 temporadas de series. Actualmente es la responsable de Comunicación de Movistar +.
 

Su conexión con Cuba viene de su graduación en la Escuela de Cine y TV de San Antonio de Baños, una formación que ahora ‘devuelve’, ya que es docente de esta misma escuela. En los 90 coincidió allí con Benito Zambrano, entre otros, y vivió una potente eclosión del cine cubano.

 

Usted que conoce la situación que vive el cine cubano, ¿en qué momento cree que se encuentra?
Tras la revolución, el cine cubano vivió una explosión creativa, de la mano de Humberto Solás o Gutiérrez Alea. Cuando la situación económica se complica, todo es más difícil, pero el país tiene unos niveles formativos maravillosos y creadores nunca van a faltar. Con apoyos habría más oportunidades. La globalización ayuda al mundo audiovisual, pero es un negocio muy complejo; se necesita mucha ayuda para rodar, exhibir, distribuir… Pero el talento nunca se ha perdido en Cuba.

En este mundo complicado de la industria del cine, ¿hacer cortos es una ventaja?
La industria del cine siempre ha sido difícil, pero creo que vivimos un momento bueno. Las plataformas han favorecido un boom de consumo de contenidos nunca visto hasta ahora. Podemos ver lo que queramos cuando queramos y demandamos más productos distintos. Yo creo que, con toda esta eclosión audiovisual, hablar ya de cortos, largos, series, no tiene mucho sentido. Son productos audiovisuales, independientemente de su duración. Si se hacen con honestidad y con sentimiento ahora es más fácil que nunca poder llegar al público. Lo de corto o largo obedecía a una duración industrial que ya no tiene sentido.

Sin embargo, el coste por minuto sí determina una obra audiovisual, un corto…
Sí, son las normas del mercado. Hacer una obra audiovisual es cara, no es lo mismo que producir un libro, por ejemplo. Por lo tanto, practicar en cine es muy costoso. Es lógico que los cortos hayan servido para que muchos cineastas experimentaran y también es una herramienta estupenda para las escuelas de cine, donde en un curso da tiempo a crear y terminar un cortometraje. Pero también puede ser un proyecto en sí mismo, de hecho, grandes directores han recurrido a los cortos combinándolos con cortometrajes, porque el corto permite más riesgo, más audacia, es más libre. Y, además, porque en las artes narrativas hay historias que requieren una duración determinada y no más.

Usted es la persona más indicada para hablar de la controversia entre plataformas digitales versus cine. ¿Qué opina?
El mundo ya ha cambiado. Resulta contradictorio, por no decir que hay mucho postureo, de personas que defienden la cultura de hace décadas y critican ciertas opciones mientras van en el tren viendo series en el Iphone. Vivimos ya una realidad de mundos híbridos, donde la tecnología se extiende y no siempre con resultados positivos. Aún así, yo prefiero esto que vivimos hoy que lo que teníamos hace 35 años, porque es un mundo más rico, diverso y lleno de opciones. Lo que ha cambiado ha sido la manera de consumir productos audiovisuales y las críticas llegan de los que han perdido cuota de poder.

 

"El corto permite más riesgo, más audacia, es más libre”

Lidia Mosquera 

¿Y hacia dónde nos lleva este mundo globalizado lleno de posibilidades audiovisuales?
Hay tantos productos que ya existe una especie de ansiedad audiovisual por todo lo bueno que uno se pierde… Prever hacia dónde va a ir el mercado es muy difícil. De tres años a esta parte, por ejemplo, han cambiado muchas cosas y es complicado entender por dónde irán la industria y los creadores. Lo que ya se sabe, por ejemplo, es que Atresmedia y Telefónica van a unir sus fuerzas para crear una nueva marca y liderar la producción audiovisual en España. Y eso será importante porque significa ser relevante a nivel mundial y en español. Yo creo que no se va a dejar de producir, al menos, a corto plazo, pero viviremos procesos de concentración de grupos y surgirán nuevos operadores, quizá de consumidores a demanda, veremos muchas cosas.

¿Qué novedades se están cociendo en Movistar+?
Pues estamos metidos en la locura de las series, con dos nuevas producciones. Se apostó en su día por la originalidad y el talento español y está saliendo bien, no sólo por las series originales, sino también por programas como La Resistencia, Ilustres Ignorantes o el programa de Andreu Buenafuente. Y se ha apostado por la producción de largos, como Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar o de producciones arriesgadas, como ETA, el final del silencio. Al fin y al cabo, somos nosotros los más autorizados para hablar de nuestra historia y de nuestros traumas nacionales, porque si no, lo harán otros. Tengo la suerte de formar parte de un equipo con mucha valentía y arrojo.

 

Silvia Garrote

icono subir

Contactos Link